Un sello verde con distintivo gráfico permitirá a los consumidoresreconocer en los puntos de venta la calidad y los valores diferenciales del producto cooperativo

La marca ‘Producto Cooperativo’ es una iniciativa impulsada por Cooperativas Agro-alimentarias de España que va a permitir a las personas consumidoras identificar y poner en valor los productos
cooperativos en mercados y grandes superficies, que Cooperativas Agro-alimentarias de Granada comenzará a difundir entre sus cooperativas asociadas.

La federación de cooperativas impulsará así una marca que trata de poner en valor a las cooperativas y que diferencian sus productos de los de otras empresas o productores de otros países.

Para ello, todos los productos cooperativos con marca propia y con permiso de uso de la marca colectiva incluirán en sus envases el distintivo gráfico de la marca, consistente en un sello verde en el que se indicará ‘Sabor auténtico de campo’.

La marca ‘Producto Cooperativo’ nace con la pretensión de que el consumidor visualice y reconozca los productos de las cooperativas, a través de los valores y principios diferenciales que defiende el cooperativismo y su contribución a la triple sostenibilidad, social, económica y medioambiental. En concreto, se trata del impacto que generan las cooperativas en sus territorios, como empresas
conformadas por agricultores y ganaderos que unidos tratan de llevar sus productos -frescos y naturales- de manera directa al consumidor, comprometidas con su entorno rural, que no se deslocalizan, que cumplen los más estrictos requisitos nacionales y europeos en materia de seguridad alimentaria, respeto al medio ambiente y bienestar animal. Y, además, una forma de hacer empresa diferente, en la que el valor generado retorna a las personas y al territorio.

Compromiso cooperativo

Entre los requisitos que una cooperativa debe cumplir de forma obligatoria para poder formar parte de la marca Producto Cooperativo se encuentran los compromisos estatutarios de participación en la actividad cooperativizada, el principio de gestión democrática y el de puertas abiertas en la entrada y salida de socios, la transparencia e información y la gestión económica.

También la gestión de la calidad de los productos sistemas de trazabilidad y seguridad alimentaria, la gestión de la responsabilidad social empresarial, los sistemas de diferenciación y pago por calidad, el plan de igualdad, el Código de Buenas Prácticas Comerciales, el plan de formación y el bienestar animal (solo
para cooperativas ganaderas).

Esos son los parámetros obligatorios cuyo cumplimiento deberán acreditar las cooperativas y a los que se suman otros dos adicionales de nueve que se plantean en total, referentes a cuestiones como el uso de recursos locales, el marketing responsable o la gestión ambiental, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *