Las primeras previsiones con respecto a la campaña de aceite en la provincia de Granada apuntan a una mejora de las cosechas después de 2 años de sequía, que han generado muchas dificultades en el sector y han acabado provocando una histórica subida de precios para el consumidor.

Las lluvias de los primeros meses del año ha permitido que el olivar se recupere y que las previsiones de cara a la campaña del aceite sean optimistas en Granada y en el resto de Andalucía. Con el aceite garantizado, se espera que los precios vayan bajando a lo largo del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *