La colaboración entre Caja Rural y Cooperativas Agroalimentarias de Granada ha permitido la organización de 12 cursos de poda de olivar desde el mes de enero en los municipios de la provincia.

El objetivo es proporcionar a los agricultores las habilidades y el conocimiento necesarios para experimentar con nuevas técnicas, cultivos y prácticas de gestión. Impulsar la competitividad de los agricultores a nivel local e internacional, contribuir al desarrollo de soluciones innovadoras para los desafíos que se presentan y asegura la viabilidad de las operaciones a largo plazo son algunas de las metas de este proyecto formativo que ya ha dado comienzo.

La formación en el sector agrícola es esencial para mejorar la productividad, promover la sostenibilidad, fortalecer la resiliencia y fomentar la innovación. Al invertir en la educación y el desarrollo de habilidades de los agricultores, podemos cultivar un sector agrícola más próspero, sostenible y resiliente para el futuro.

En los próximos meses, está previsto que se desarrollen los cursos de “Poda en verde e injerto de almendro” y “Conocer y manejar tu suelo de forma eficiente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *