La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía ha avanzado que se va a pedir desde la región una «alianza» al resto de comunidades autónomas para «exigir la convocatoria de la Mesa Nacional de la Sequía» a fin de que se pongan en marcha nuevas medidas para «paliar los efectos del déficit hídrico».

Carmen Crespo ha subrayado la importancia de que «otras administraciones, como la estatal, tenga en cuenta que todas las fuentes hídricas son necesarias en estos momentos y, por supuesto, también las presas y los trasvases».

La consejera ha reclamado «más agua» para los regantes almerienses del trasvase Tajo-Segura, puesto que, según ha explicado, «sí está lloviendo en la cabecera del río Tajo y los caudales ecológicos que estipulan los científicos son menores».

Con ello, ha incidido en la petición al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para la concesión, por urgencia, de cinco hectómetros cúbicos de agua desde la desaladora del Bajo Almanzora I para el Levante almeriense.

Crespo ha valorado el trabajo de la Junta de Andalucía para dotar de más recursos hídricos a los agricultores y ganaderos andaluces con la apuesta por las aguas regeneradas, entre otras acciones.

Al respecto, ha lamentado que «la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europeo no ha servido para aprobar, como pedíamos ambas comunidades autónomas, las cláusulas espejo en los acuerdos comerciales con terceros países». Se trata, a su juicio, de algo «fundamental para que nuestros agricultores no se encuentren en desventaja con países competidores». La consejera andaluza ha adelantado que «seguiremos peleando para conseguirlo, ya bajo la presidencia belga».

Respecto a la Comisión Europea, la consejera Carmen Crespo ha resaltado la importancia de «hacer lobby y estar muy presentes para influir en directivas que nos afectan de lleno». La consejera ha valorado, no obstante, el «giro hacia una política comunitaria menos basada exclusivamente en la sostenibilidad ambiental y más proclive a buscar el equilibrio entre la sostenibilidad económica y social del sector agrario y la preservación del medio ambiente».

Este cambio se ha puesto de manifiesto, según ha advertido, con la eliminación del Reglamento de Fitosanitarios, que pretendía acabar con materias activas para la lucha contra las plagas sin la existencia de alternativas, o las alegaciones que se han incorporado a la Ley de la Restauración de la Naturaleza para evitar la supresión de superficie de cultivo.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha puesto el énfasis en la necesidad de que Europa cuente con soberanía alimentaria, poniendo de relieve que «desde Almería y Andalucía alimentamos a 500 millones de europeos con sabor, sostenibilidad y salud». Crespo ha indicado que, además, «nuestros agricultores son un ejemplo en respeto medioambiental y ya contamos en Andalucía con un 29% de la producción en ecológico».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *