Desde la cooperativa Maitena del Genil de Güéjar Sierra piden a las autoridades más control para evitar la venta irregular de producto, que supone un importante perjuicio para los productores que se ajustan a los controles y a la exigente normativa

La campaña de la cereza ha superado ya su ecuador y las cifras, tanto de producción como de precio, están cumpliendo las expectativas de los productores granadinos. Además, el fruto está registrando calibres muy altos y una calidad extraordinaria, según ha explicado el presidente de la cooperativa Maitena del Genil, Antonio Ortega. “Alrededor del 80% de las cerezas que llegan son de calibre 28-30, las más grandes de los últimos años”, ha apuntado el responsable de esta cooperativa asociada a Cooperativas Agroalimentarias de Granada.

Maitena del Genil, que agrupa a unos 60 pequeños agricultores, está enclavada en Güéjar Sierra y, según las previsiones, estará recibiendo producto hasta entrado el mes de agosto. La mayor parte de su producción se distribuye en Andalucía y España, aunque también se exporta producto ecológico a diferentes puntos de Europa.

En total, se espera alcanzar los 300.000 kilos de cerezas: buenas cifras después de que las últimas tres campañas resultaran decepcionantes debido principalmente a las lluvias.

Pese a que los números acompañan, Antonio Ortega ha pedido a las administraciones competentes que aumenten los controles para evitar la venta irregular de cerezas, que en estos días es tan común en carreteras y arcenes de la provincia. “Nos está perjudicando porque nosotros asumimos unos costes y cumplimos una normativa muy exigente de etiquetado, análisis, trazabilidad, procedencia, impuestos…”, ha señalado el presidente de la cooperativa, que ha afirmado que “cada agricultor es libre de comercializar su producto donde crea oportuno, pero siempre cumpliendo con la legislación, tanto fiscal como sanitaria”.

En este sentido, ha insistido en la importancia de “los controles sanitarios, fundamentales para garantizar la salud de los consumidores, y que cumplimos rigurosamente todos los que trabajamos en el sector”. “Es obligación de todos cumplir y hacer cumplir estos controles”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *