A pesar de la sequía y de otras dificultades, las previsiones apuntan a un alza de las cifras con respecto al año anterior gracias a una mejora constante en la comercialización, la calidad de los productos y la solidez del modelo cooperativo 

A falta de los datos oficiales, las previsiones apuntan a que las cooperativas granadinas han seguido creciendo y mejorando sus números de facturación en 2023, y se consolidan como motor de la economía de la provincia.

Así lo ha destacado el director de Cooperativas Agroalimentarias de Granada, Gustavo Ródenas, que ha subrayado “el extraordinario trabajo” que se ha desarrollado en las cooperativas granadinas durante el pasado año “pese a la dificultades como la grave sequía que estamos atravesando, las dificultades logísticas derivadas del panorama internacional o la falta de mano de obra”.

Ródenas ha recordado algunas cifras que ponen de manifiesto la fortaleza del modelo cooperativo de Granada: supone el 7% del PIB provincial y el 60% del sector agroalimentario , con un crecimiento del 64% en los últimos 10 años. En 2022, el último año del que se tienen cifras cerradas, las 93 cooperativas, que agrupan a 37.000 agricultores y agricultoras, facturaron 825 millones de euros, y se espera que esa cifra sea aún mayor en 2023.

No obstante, ha alertado de que para aquellos agricultores que tienen una explotación en secano “este ha sido uno de los peores años de la última década”, debido a la falta de agua.

Entre los factores que explican esta mejora constante en las cifras está la apuesta por la calidad del producto. “Frente a los bajos precios de otros países, las cooperativas de Granada han apostado por conceptos como la seguridad alimentaria, que garantiza un producto fiable y de la máxima calidad”.

También se ha trabajado “mucho y muy bien” en materia de comercialización. “Las cooperativas cuentan con equipos profesionalizados que conocen el mercado y saben como vender un producto que, además, es cada vez más valorado y demandado”, ha señalado el director de la federación de cooperativas y ha añadido que “durante 2023 se han conseguido importantes avances en materia de internacionalización, en colaboración con Cámara Granada, y se ha logrado una presencia muy importante en las principales ferias del sector”.

Por todo ello, ha apuntado, “cada vez son más los agricultores que cada año se suman a una cooperativa o crean una”.

Otro de los elementos que evidencia la fortaleza del modelo cooperativo son las cifras de facturación y el crecimiento en los últimos años de las cooperativas de mayor volumen. Granada La Palma, en Carchuna, facturó en 2022 más de 153 millones de euros, y ha crecido un 10% en los últimos 3 años; San Sebastián de Benalúa superó los 86 millones en 2022, y ha crecido un 52% desde 2019; Alba Ganaderos (Albolote) alcanza los 72 millones de euros, con un crecimiento del 26%; y El Grupo (Castell de Ferro) facturó casi 70 millones y ha crecido más de un 10% en los últimos 3 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *