El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este viernes el 45º Plan de Seguros Agrarios Combinados, dotado con 284,52 millones de euros y en el que se incluyen todas las líneas cuyo periodo de contratación se iniciará a lo largo de 2024.

En concreto, la partida presupuestaria con la que está dotado este plan se destinará como subvención al pago de las primas, al tiempo que también recoge la dotación económica y las diversas subvenciones aplicadas y sus porcentajes establecidos para cada una de las líneas.

Según recoge el BOE los seguros agrarios combinados constituyen un «pilar fundamental» de la política agraria nacional y representa una «herramienta eficaz» para la gestión del riesgo en las explotaciones agrícolas, ganaderas, acuícolas y forestales.

De esta forma, el seguro agrario contribuye al mantenimiento de la renta de las explotaciones ante daños provocados por riesgos cuyo control está fuera del alcance de los titulares de explotaciones, en especial ante eventos climatológicos adversos y contribuye a favorecer la resiliencia de las explotaciones agrarias en el actual contexto de cambio climático junto con el resto de las medidas de adaptación necesarias.

Agricultura ha recordado que en el ejercicio de 2023, el plan ascendió a 317,7 millones de euros debido al incremento excepcional de 60 millones de euros que, en 2022, acordó el Ejecutivo entre las medidas de apoyo al sector agrario para hacer frente a la sequía y a las consecuencias de la guerra en Ucrania. Así, exceptuando esa aportación extraordinaria puntual, el presupuesto del plan de seguros combinados para 2024 crece en 26,8 millones de euros (10,3%).

Entre las medidas incorporadas en este nuevo plan destaca la priorización del apoyo público en determinados colectivos que son «fundamentales» en la política agraria nacional, como son los jóvenes agricultores, los profesionales, las explotaciones prioritarias o los pertenecientes a una organización de productores.

En concreto, estos colectivos tendrán 8 puntos porcentuales más de subvención, incremento que alcanzará los 18 puntos en el caso de los jóvenes agricultores.

Igualmente, se ajusta el apoyo en pólizas que presentan una elevada siniestralidad en sus resultados del seguro, para fomentar la adopción de medidas de adaptación por parte de los productores, en sintonía con las necesidades que impone el cambio climático.

El plan también incluye actuaciones para la revisión y el perfeccionamiento de las líneas de seguros, así como la realización de diversos estudios sobre nuevas coberturas en futuros planes de seguros.

Por su lado, las indemnizaciones pagadas a los asegurados que sufrieron daño en 2022 alcanzaron los 768 millones de euros, cifra que se estima superará los 1.200 millones en 2023.

El fuerte incremento de los fenómenos naturales adversos durante los últimos años ha ocasionado un desequilibrio entre las primas recaudadas a través del seguro y la siniestralidad, que se ha acentuado de manera extraordinaria en 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *